Make your own free website on Tripod.com
lombriz
lom1

lom

lom2
lom1
lom3
lom4
lom5
links
adress

 
LOMBRIZ CALIFORNIANA
Chiapas, Mexico

 

En 1995, cinco compañeros de la Unión de Ejidos San Fernando se capacitaron durante un mes para aprender sobre la lombricultura. Desde entonces han venido capacitando a los demás productores de la Unión y desarrollando su propia práctica.

De los cinco, Onán Díaz Martínez y Miguel Pérez Sánchez sobresalieron en la capacitación y se convirtieron en los promotores especializados en la lombricultura dentro de la Unión y afuera.

Los compañeros Onán y Miguel nos explican que dentro del sustrato, o sea la materia, en que viva la lombriz hay tres parámetros fundamentales que se deben controlar siempre: la temperatura; la humedad; y el P.H.

1.       La temperatura debe estar entre 18 a 25 grados centígrados que es aproximadamente la temperatura del ambiente común.

 2.  La humedad debe estar entre 70 a 80 por ciento. La lombriz respira por la piel y si hay mucha humedad se ahoga. La humedad se mide sacando un puñado del material y observando que al apretarlo se suda un poco de agua entre los dedos.

3. Nosotros controlamos la temperatura y la humedad. Pero las lombrices nos indican si el PH (o sea la acidez del sustrato) es adecuado. Esto se prueba echando cinco lombrices en el sustrato. Si se sumergen y si dentro de una hora no salen a la superficie, significa que sí les gustó la acidez. Cuando el PH no es adecuado saldrán a la superficie. Debemos cuidar que entre los desperdicios no tengan mucha cal o cenizas para que el PH no sea elevado.


La Experiencia de Miguel Pérez Sánchez

El compañero Miguel es ejidatario de la colonia Vicente Guerrero, ubicada a 3 kilómetros de San Fernando. Sus cafetos se encuentran separados de dos por dos metros, con sombra bien regulada y podas que le permiten tenerlos de tamaño controlado. El aspecto de las hojas, ramas y tronco es excelente. Y a pesar de la sequía prolongada de este año, Miguel espera obtener una buena cosecha -- de aproximadamente 18 quintales de café por hectárea.

Además de los cuidados a las plantas, Miguel considera que el abono de lombriz utilizado ha sido el principal contribuyente del hermoso aspecto que presenta su cafetal.

Nos explica Miguel que las lombrices componen las compostas. "La lombriz criolla que existe en nuestros terrenos es útil en el suelo y hay que cuidarlas, pero viven a mucha profundidad y su reproducción es muy lenta," nos dijo. "Por eso se utiliza la lombriz Eisenia foetida que se reproduce bastante y se mantiene cerca de la superficie, llega hasta 30 centímetros de profundidad, lo que facilita trabajarla en cautiverio."

Desde hace meses, el compañero Miguel ha experimentado exitosamente combinar bolsas de producción de abono con hortalizas como zanahoria, acelgas, betabel, cebolla y repollo. En una bolsa grande deposita alrededor de un metro cúbico de materia descompuesta y unas diez mil lombrices. Le hace hoyos a la bolsa para que tenga ventilación y siembra cualquiera de las hortalizas, que se desarrollan y rinden buenos frutos al mismo tiempo que se está produciendo el abono.



La Experiencia de Onán Díaz Martínez

El compañero Onán es ejidatario de la colonia San Antonio ubicado aproximadamente 40 kilómetros de la cabecera de San Fernando.

Onán se dedica a la producción de café orgánico, maíz y frijol, hortalizas, árboles frutales y maderables, y árboles para la producción de leña.

Cuando él consiguió su tierra, el terreno estaba cubierta con pleno pasto porque el ejidatario anterior se dedicó al mantenimiento del ganado. La tierra era muy compactada, quemada y desgastada. Pero durante los años, don Onán fue aplicando prácticas de conservación de suelos, reforestación y la incorporación de abonos orgánicos con el manejo de la lombricultura. Poco a poco pudo recuperar la calidad de su suelo.

"Todavía hay mucho potrero donde se aplica la quema alrededor de mi terreno," nos dijo Onán. "Yo he dicho a muchos compañeros que están acabando con la vida. Pero parece que ni se aman a si mismo. Siguen quemando, aunque así es como que se están matando a sí mismo."

En vez de continuar con la ganadería, Onán se dedicó a reforestar su parcela y establecer una plantación de café. Hoy en día cosecha un promedio de 27 quintales de café orgánico por hectárea.

 

Una Tierra Fértil y La Lombricultura


Las Lombrices

A las lombrices de tierra se les puede llamar "los intestinos de la tierra" porque al ir cavando sus túneles se "comen" la tierra para abrir camino. Los pequeños túneles que cavan las lombrices permiten la circulación del aire y del agua, mejorando la estructura del suelo. Las lombrices también ayudan a transportar los nutrientes de las profundidades del suelo hacia la tierra del cultivo en la superficie.

Durante el proceso digestivo, la lombriz produce un agregado de bacterias dentro el humus, o abono, que facilita que las plantas puedan asimilar los nutrientes que contiene.

El humus es el productos final de la compostización. El humus es la vida del suelo y debe estar presente para que sea fértil. La presencia de sólo uno a dos por ciento del humus en el suelo es suficiente para diferenciar un suelo fértil de otro que no lo es.

El humus de lombriz ayuda en la formación de microrizas, o sea bacterias, esenciales para facilitar la fijación de nitrógeno. El humus del lombriz acelera el desarrollo de la raíz y los procesos de brotación, floración y maduración del cultivo. Y además, el humus aumenta la resistencia de las plantas al ataque de plagas y enfermedades, y también a las heladas.

La lombriz tiene alta capacidad de producir excrementos ricos en bacterias y materia orgánica descompuesta. Por ejemplo, en un estudio se comparó un suelo común sin abono y un suelo con el abono de lombriz. Se encontró que el último puede tener hasta cinco veces más de nitrógeno, siete veces más de fósforo, once veces más de potasio, dos veces más de calcio, y dos veces más de magnesio que el suelo sin el abono.

De las muchas especies de lombrices que existen, la lombriz Eisenia foetida, popularmente conocida como la "Roja Californiana". Es la especie más recomendada para cría en la lombricultura. Sus principales ventajas son:

  • Vive en cautiverio sin fugarse y bajo distintas condiciones de clima y altitud;
  • Es extraordinariamente prolifera. Madura sexualmente entre el segundo y tercer mes de vida, depositando cada 7 a 10 días una cápsula con un contenido de 2 a 7 embriones. Esta cápsula revienta a los 20 o 21 días. De este modo cada lombriz puede producir cerca de 13,000 lombrices en un año, a través de cuatro generaciones. La Eisenia foetida ya puede reproducirse desde los 80 a 90 días;
  • Come con mucha voracidad todo tipo de desechos agropecuarios;
  • La digestión de los productos mencionados produce enormes cantidades de humus que es la base de la fertilidad del suelo. Una lombriz Eisenia foetida come un grano de tierra y materia orgánica diario, y de ahí el 60% lo convierte en abono y el 40% es su alimentación;
  • Y bien cuidada puede vivir en cautiverio hasta 15 años.

La pulpa de café sirve como una buena "materia prima" para la formación del sustrato, o sea la comida, para la lombriz. Así la lombriz se alimenta bien, se reproduce rápidamente, y se produce enormes cantidades de humus.

El abono orgánico sirve para mejorar su producción de café y la salud general de sus plantas.

Después de separarlo de la cria de lombriz, el humus sirve como un abono orgánico excelente para todo tipo de cultivos.

El Manejo de Lombricultura

En fin, se da cuenta que el uso de lombrices en su producción de abono orgánico presenta grandes ventajas, pero puede preguntarse:

o       ¿cómo se prepara?

o       ¿qué cuidados requiere?

o       ¿en cuánto tiempo se produce?

o       ¿qué dificultades presenta?

Estas y otras preguntas nos contestan fácilmente don Onán y don Miguel.

El nivel de reproducción de la lombriz depende de los materiales del sustrato, o sea los materiales en que viven las lombrices. Se puede usar cualquier tipo de desecho orgánico. Onán y Miguel han experimentado con tallos y hojas de plátano, hojas secas, pulpa de café, cascara de frijol, el estiércol de animales, y otros materiales orgánicos.

Sus experiencias indican que existen desechos que son más aceptables para la lombriz. Don Miguel dice que la materia orgánica de la montaña es la más adecuada para una alta reproducción ya que tiene una acidez equilibrada por la misma naturaleza. Pero don Onán prefiere utiliza el estiércol de bovinos o caballo, porque la fermentación es rápida y el contenido nutricional es rico.

En cualquier caso, el sustrato (que se escoge o que se tiene a la mano) se prepara primero juntando los materiales y dejándole fermentarse por mas o menos 2 meses. Se le da vuelta cada 6 días para facilitar el procesos de descomposición a los materiales. Cuando se empieza a blanquiarse, la materia empieza de perder calor. Ya cuando llega a tener una temperatura de 18 a 25 grados y está suave, se puede utilizarle como sustrato y para ser consumida por la lombriz.

Miguel prepara el alimento para las lombrices juntando todo el material orgánico de desperdicio. Se coloca todo en un tanque de preparado durante un mes dándole vuelta cada dos o tres días para que fermente y no esté muy caliente al dárselo a las lombrices. Se prueba metiendo un machete o un fierro y dejándolo por 30 o 40 minutos. Después se observa que no esté muy caliente. Cuando se calienta mucho se hacen hoyos y se le echa agua.

El trabajo se realiza en dos horas cada tres días, observando si el material se reseca para echarle agua y dándole vuelta para que se descomponga parejo.

Todo ese proceso se realiza dentro de un tanque de fermentación. El tanque de Miguel es de ladrillo y cemento pero puede ser de madera u otros materiales. En caso de que los tanques sean de madera, debemos cuidar que sea madera blanca como la de pino. Otras maderas como el cedro contienen tóxicos que dañan a las lombrices.

Con el sustrato listo, se le pasa a otro recipiente con los lombrices en el que se controlará bien la temperatura y la humedad del material. El tamaño del recipiente depende de la cantidad de abono que se quiera preparar. En un metro cúbico pueden estar 80mil lombrices. Ojo! Es importante lograr cierta protección, para que no se metan otros insectos o animales que pueden atacar a la lombriz.

Para la producción del abono Miguel y Onán recomiendan distribuir el sustrato en cajas de plástico de 70cm de largo x 40cm de ancho x 30cm de alto. Ahí se colocan unas 6mil lombrices. Los recipientes también pueden ser de otros materiales, cuidando si son metálicos que no se oxiden. Además es importante que no se les han utilizado nunca con químicos, porque siempre quedan residuos que matan a las lombrices.

En un mes más está listo el abono. Para cosecharle, se quita el abono desde arriba dado que la lombriz se queda más abajo para huirse de la luz. O se puede pasar el abono por un colador de 4mm para separar el abono fino de las piezas grandes de materia orgánica y las lombrices adultos que podrían haber entrado. Si junto con el abono pasan algunas lombrices pequeñas, no se preocupe. Allí pueden crecer y reproducirse directamente en el suelo.

Pero, lo mas efectivo es tener recipientes dedicados exclusivamente a la reproducción de lombrices. Para la producción masiva de lombrices domésticas se pueden construir crías en recipientes de madera, cemento o bambú en la medida al gusto del productor y en función de la cantidad de desechos orgánicos que se piense transformar en humus.

Allí se pone la mejor materia descompuesta para que la reproducción sea grande. La cría de lombrices debe estar colocado en un lugar cercano a la casa o de donde la podamos cuidar del sol, las lluvias y los animales.

Los enemigos naturales más comunes para la lombriz son: la rata, las hormigas, aves, ranas y sapos, y gallinas.

Los peligros principales son: el hambre, el frío y el calor.

Miguel y Onán nos recomiendan que:

·        En tiempos de frío, se tapa las cajas de cría con cascabillo de frijol para que las lombrices se mantengan mas calientes y no salen de la caja.

·        En tiempos de calor, se riega diariamente un poco de agua para que se mantengan las lombrices refrescadas.

La Aplicación del Abono en Campo

Al terminar la explicación de sus experiencias con la producción de abono del lombriz, Onán y Miguel nos mostraron la aplicación del abono.

Aproximadamente a 30 cm al lado del árbol de café o frutal, se hace un canal en la forma de una media luna arriba de la planta en su terraza.

Se aplica entre 50 gramos para plantas pequeñas hasta 250 gramos de abono para plantas maduras. Con ese dosis se puede ver una diferencia en el desarrollo del tallo y la hoja, y en el sabor y color de la fruta.

Miguel nos dijo que una planta adulta de café requiere de 3 a 9 kilos de abono orgánico tradicional. Con abono de lombriz es suficiente de 500 a 1000 gramos. Además, el abono de lombriz ayuda a que la planta y el producto tengan un mejor aspecto y eso facilita también la comercialización.

Onán nos dijo que se considera que el lombricultura es una nueva alternativa para los productores para mejorar su suelo. "La lombriz es un organismo que nos ahorra mucho trabajo," dijo. "Así solo se mueve la tierra y se la abona. Entonces pregunta, ¿Como puede ser que se aplican productos químicos? - Así se matan a todos estos ayudantes!"

Onán tiene taras en producción de vermicomposteo con una estimación de 800,000 lombrices. Nos dijo que hasta la fecha ha podido producir más que 700 kilos de abono con su vermicomposteo. Con esto se podía abonar aproximadamente 2,800 plantas de café. De los resultados hasta la fecha, se ha visto que:

* Es un abono excelente.

* Incrementa la producción en corto tiempo.

* Es 100 por ciento natural y contribuye en los tratamientos de purificación y mejoramiento del suelo.

* Se puede aplicar en cualquier tipo de planta.

Al terminar su explicación de los trabajos de reproducción y mantenimiento del lombriz, nos dio una gira a su campo donde ya se ha aplicado el abono. Nos demostró la aplicación del abono con árboles de café o frutales que tiene en su parcela.

También visitamos un sitio de experimentación con vermicomposta en maíz.

En su milpa se pudo apreciar una diferencia notable de tamaño y estado de salud entre el maíz donde aplicó el abono con vermicomposteo y el maíz sin él. En la mitad de la milpa donde lo aplicó, se fue agregando un puño de abono al momento de sembrar el maíz.

Onán nos comentó que además del simple aplicación del abono que producen las lombrices, ha encontrado usos alternativos. Por ejemplo, dar la lombriz como comida para mantener a sus pollo y peces, la venta de la lombriz misma como cría, y la vente del abono terminado. Ha aplicado los siguientes precio:

* abono terminado - medio fino cuesta $5 pesos el kilo
* abono terminado - fino cuesta $10 pesos el kilo
* la lombriz se vende a $1 peso por lombriz.

Protocolo

Estándar de Calidad del Lombricompuesto

  • Se adopta como unidad de medida: En volumen el -dm3-, y su equivalencia en peso -Kg- haciendo mención de las mismas en el envase.
  • Granulometría: Tamizado con malla de 2 a 2,5 mm.
  • Análisis Macroscópico:
    • Aspecto General: sobre indicadores de observación tacto y olfato. Al tacto debe presentarse suave y agradable, fresco y escurridizo, sin grumos que al comprimirlo con las manos, denote una elástica esponjosidad, formando una masa compacta que copia la palma de la mano, de color amarronado o de color tierra.
    • No debe poseer olor.
    • No debe contener semillas, insectos, elementos ajenos al producto como ser: escombro, ladrillo, arena, vidrio, etc.
  • Análisis físico bacteriológico:
    • Ph: 6,8 a 7,5
    • Nitrógeno: 1,5 a 5gr.%
    • Calcio CA++: 2,8 a 13gr %
    • Hierro: 1,3 a 1,6gr%
    • Carga Bacteriana: Mínimo de 6 a la décima por gr.
    • Conductividad: 3 a 4 mm hos/cm.
    • Fósforo p2o5: 1,5 a 5gr.%
    • Cenizas 50 % + -20%
    • Humedad: 30 a 40 %
    • Potasio k20: 1,5 a 3,5gr%
    • Fracción orgánica: 50 % -20%
    • Metales pesados:
      • Cadmio: 4p por millón
      • Plomo: 250p por millón
      • Mercurio: 3p por millón
Cromo: 25p por millón

Enter supporting content here