Make your own free website on Tripod.com
lombriz
lom3
lom
lom2
lom3
lom4
lom5
lom6
cursolomb00
cursolomb1
cursolomb2
cursolomb3
links
2004
adress

lombriz_calif03.jpg
Eisenia foétida

Biología de la lombriz

Las lombrices pertenecen al orden de los oligoquetos, del griego oligo (escaso) y queto (pelo), por alusión a las diminutas filas de cerdas que recorren su cuerpo en la parte ventral y lateral, y que le sirven como elementos de agarre durante el desplazamiento. Para cavar, la lombriz contrae los músculos longitudinales, el cuerpo se delata agradando la apertura de la galería; luego, al contraer los músculos longitudinales, se adelgaza y desliza. Se ha observado a lombrices remover piedras de más de 50 veces su peso, o penetrar sin dificultad en terrenos compactos. A medida que el animal cava la galería, incorpora materia orgánica y tierra, humedeciéndola previamente con encimas para ablandar los tejidos vegetales. Una buena parte del cuerpo de la lombriz está ocupado por el canal digestivo, tubo que recorre de un extremo al otro. La boca es sólo un orificio con una cavidad; los alimentos primero son humedecidos y predigeridos con un liquido parecido al del páncreas humano. Luego, son aspirados por el faringe gracias a la poderosa contracción de sus franjas musculares, haciendo el efecto de una bomba succionadora. A continuación sigue el esófago, que posee glándulas calcíferas encargadas de neutralizar la acidez de la materia vegetal. El papo empuja el alimento a la molleja, donde es molido con poderosas contracciones; finalmente, en el intestino se completa el resto de la digestión y la mayor parte de la absorción. A pesar de su sencillez, estos invertebras tiene bien desarrollado su sistema nervioso, aparato circulatorio, digestivo, excretor, muscular y reproductor. Miden desde unos pocos milímetros hasta los dos y 20 centímetros. El cuerpo de los anélidos se destaca por presentar una segmentación externa e interna; estos segmentos o anillos (95 de la lombriz roja) tienen distintas funciones, según su ubicación. La pared del cuerpo está constituida de afuera hacia dentro por:

Una cutícula (lámina muy delgada, generalmente de color marrón brillante).

Una epidermis (epitelio simple con cédulas glandulares que producen una secreción mucosa o serosa).

Capas musculares (son dos, una circular externa y una longitudinal interna).

Peritoneo (es una capa más interna y limita exteriormente con el celoma de la lombriz).

eufenia.jpg

El celoma es una cavidad que contiene líquido celómico, que se extiende a lo largo del animal y envuelve el canal alimenticio.

El aparato circulatorio está formado por vasos sanguíneos o corazones contráctiles.. Las lombrices tienen solamente dos grandes vasos sanguíneos, una doral y otra ventral; también existen otros vasos de menor tamaño, así como capilares que llevan la sange a todo el cuerpo. La lombriz está dotada de cinco corazones. El aparato respiratorio es primitivo, el intercambio se produce a través de la pared del cuerpo. El aparato excretor está formado por nefridios, dos para cada anillo; las células internas son ciliadas y sus movimientos permiten retirar los desechos del celoma. La lombriz tiene seis pares de riñones. El sistema nervioso es ganglionar, posee un par de ganglios supraesofágicos (cerebelo), de los que parte una cadena ganglionar; estos ganglios están relacionados por comisuras de unión. Aunque las lombrices no logren distinguir las imágenes, pueden percibir la luz mediante fotorreceptores ubicados en el epitelio. Tienen gran número de receptores en la cavidad bucal, los cuales podrían ser responsables de los sentidos del gusto y del olfato; posiblemente también tienen sensaciones químicas y térmicas.

acopla.jpg
Acoplamiento

Las lombrices son hermafroditas, es decir, que poseen tanto órganos femeninos como masculinos; sin embargo, esto no implica la existencia de autofecundación, ya que los individuos deben cruzarse para intercambiar sus gametos. Cuando alcanzan la madurez, se aparean una vez a la semana, para lo cual se ponen en contacto los segmentos 9 a 11 opuestos al clitelo de la otra. Cada lombriz coloca los espermatozoides (que salen de sus vesículas seminales) en las espermatecas de la compañera y una vez terminado el intercambio, se separan; los espermatozoides recibidos quedan latentes hasta el momento de la fertilización.

Sobre el clitelo de ambas se forma una especie de capullo (ooteca), formado por células mucosas; una veintena de huevos se deslizan por un surco hacia atrás y se introducen en el capullo. Dentro de la galería, la lombriz se mueva hacia atrás, haciendo que el capullo se desliza hacia delante, arrastrando en el camino los espermatozoides expulsados por los poros seminales. Cada capullo tiene entre 3 y 20 lombrices y albúmina, que alimenta a los huevos durante la incubación, periodo que dura entre 14 y 30 días, según la temperatura del medio. La lombriz tarda entre 60 y 90 días en lograr su maduración y estar en condiciones de acoplarse. La actividad sexual de las lombrices rojas disminuye durante los meses muy calorosos o fríos, siendo la temperatura óptima para el apareamiento los 20° C. La lombriz roja se despoja de la cápsula en un sitio favorable, pero si las condiciones ambientales se tornan inapropiadas, la eclosión puede demorarse varios meses sin mengua de la fertilidad.

cocon1.jpg
Cocon

huevos_eclo.jpg
Huevos

cocones2.jpg
Cocones

lombriza.jpg
Lombrices